OMC

Las negociaciones sobre el comercio electrónico se reanudan con un llamado a intensificar los esfuerzos en 2022

En su primera reunión del año, el 28 de enero, los coorganizadores de las negociaciones sobre el comercio electrónico, Australia, el Japón y Singapur, instaron a los Miembros a intensificar sus esfuerzos en 2022 para lograr la convergencia sobre la mayoría de las cuestiones planteadas en las negociaciones, incluidas las esferas más difíciles. Los Miembros participantes escucharon informes sobre los debates celebrados en pequeños grupos e intercambiaron opiniones sobre las propuestas relativas a la “posibilitación del comercio electrónico”.

 

El Embajador Kazuyuki Yamazaki (Japón), coorganizador de la iniciativa y presidente de las sesiones plenarias este año, subrayó que el progreso sustancial de las negociaciones en 2021 había sido posible gracias a la “perseverancia, creatividad y flexibilidad” de los Miembros. Recordó la Declaración Conjunta publicada en diciembre de 2021, en la que los Ministros de Australia, el Japón y Singapur acogieron con satisfacción los progresos realizados en las negociaciones y fijaron el objetivo de que los Miembros lograran la convergencia sobre la mayoría de las cuestiones para finales de 2022.

El Embajador Yamazaki dijo que en el primer trimestre de este año, los coorganizadores esperaban que los debates en los grupos reducidos sobre el acceso abierto a Internet, el marco para las transacciones electrónicas, la facturación electrónica y la ciberseguridad diesen lugar a un consenso. Hizo hincapié en que había llegado el momento de mantener un amplio debate sobre cuestiones importantes, como el flujo de datos o el acceso a los mercados, con el objetivo de abordar estos temas en el primer semestre del año.

En sus observaciones preliminares, el Embajador Hung Seng Tan (Singapur), coorganizador de la iniciativa, dijo que los Miembros debían seguir colaborando en los grupos reducidos e impulsar la depuración de disposiciones como los marcos para la facturación electrónica y para las transacciones electrónicas. En concreto, señaló: “Se trata de disposiciones que facilitan el comercio sobre las que deberíamos llegar a un consenso lo antes posible.”

El Embajador Tan recordó a los Miembros que el principio que guiaba las negociaciones era asegurar que las propuestas contasen con un amplio apoyo de los Miembros. Alentó a los Miembros a que dieran muestras de flexibilidad en las cuestiones que menos avanzasen durante los próximos meses.

El Embajador Tan terminó su intervención diciendo: “A lo largo de 2022, identificaremos las oportunidades para que nuestros Ministros den orientaciones sobre cuestiones clave de las negociaciones”.

Informes de grupos reducidos y propuestas de texto

Los facilitadores de los debates en grupos reducidos informaron sobre la labor realizada en las últimas semanas para encontrar puntos de convergencia en ámbitos como la ciberseguridad, los marcos para las transacciones electrónicas, el acceso abierto a Internet y el comercio sin papel. El facilitador del comercio sin papel indicó que se habían concluido los debates sobre este tema. Se había “aparcado momentáneamente” el texto, que se volvería a examinar en el futuro.

Los Miembros habían vuelto a examinar las propuestas de texto presentadas en el marco del tema “facilitación del comercio electrónico”, que abarcaba cuestiones como los pagos electrónicos, las mejoras de las políticas comerciales, los servicios de logística, el fomento de la facilitación del comercio y el suministro de servicios de facilitación del comercio y de apoyo al comercio.  Esas propuestas fueron objeto de los debates más recientes en una reunión celebrada en febrero y en marzo de 2021.

En sus observaciones finales, el Embajador George Mina (Australia), coorganizador de la iniciativa, dijo: “El artículo sobre el comercio sin papel ayudará a simplificar los procesos de administración del comercio en el contexto de la digitalización en curso del comercio de mercancías, al mismo tiempo que establecerá un equilibrio que permitirá a las autoridades aduaneras seguir llevando a cabo eficazmente sus tareas.” Señaló que el éxito del comercio sin papel abría nuevas posibilidades para intensificar los trabajos sobre otras cuestiones y que ya había algunas cuestiones que eran buenas candidatas para la creación de nuevos grupos reducidos.

El Embajador Mina agregó: “Aunque los grupos reducidos son un buen mecanismo para avanzar en estas negociaciones, no bastarán por sí solos para lograr los resultados que tenemos que lograr en 2022. Las sesiones plenarias seguirán siendo muy importantes, tanto en lo que respecta a la transparencia como a brindar oportunidades para el debate de cuestiones horizontales.”

Previously posted at :