Aprovechar la economía creativa digital en las pequeñas economías: creación de vías hacia la diversificación impulsada por los servicios

septiembre 15
4:00 pm
 – 5:15 pm
Ginebra
Commonwealth | UNCTAD

En 2022, la economía creativa alcanzó un valor de al menos 1,5 billones de dólares, lo que la convirtió en uno de los sectores de más rápido crecimiento del mundo. Además de vastos recursos naturales, los pequeños Estados y los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) poseen ricos activos culturales y creativos propios, y muchísimos empresarios y artistas jóvenes y talentosos. Esta riqueza creativa subexplotada, combinada con tecnologías y herramientas digitales innovadoras y disruptivas, presenta oportunidades y desafíos para las economías más pequeñas. La economía creativa muestra más resiliencia que otros sectores de servicios y puede emplear, empoderar, modernizar y monetizar talentos, con el fin de eliminar las limitaciones geográficas y otras limitaciones estructurales que tienen las pequeñas economías para acceder a los mercados mundiales. De cara a importantes conferencias multilaterales, como la Cuarta Conferencia Internacional sobre los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, que se celebrará en 2024, en esta sesión se analizará la forma en que las tecnologías innovadoras, los avances en la digitalización y la política comercial pueden fomentar y apoyar este sector, lo que permitirá a las economías más pequeñas atraer inversiones y crear puestos de trabajo y poner en marcha una diversificación económica impulsada por los servicios como una vía sostenible hacia la transformación económica.