Noticias

OMC

En su discurso de apertura del seminario web del Programa de Cátedras OMC titulado “Comercio inclusivo: Perspectivas jurídicas y económicas sobre género y comercio”, impartido el 17 de diciembre, la Directora General Adjunta Angela Ellard habló de las maneras en que la política comercial puede contribuir al empoderamiento económico de las mujeres. Subrayó las últimas novedades en relación con la institucionalización de la cuestión del género en la OMC e hizo hincapié en la importancia de las investigaciones sobre comercio y género realizadas en el marco del Programa de Cátedras. A continuación figura el texto íntegro de su discurso.

Señoras y señores:

Es un placer para mí participar en este acto de presentación de un proyecto muy importante del Programa de Cátedras OMC, en el que se estudian las interacciones entre el comercio, el empleo y el trabajo decente para las mujeres.

La economía mundial no es neutra en cuanto al género. Los datos muestran que a nivel mundial las mujeres representan el 38% de la fuerza de trabajo, pero solo reciben el 77% de lo que ganan los hombres. En todo el mundo, 606 millones de mujeres proporcionan cuidados no remunerados a tiempo completo, frente a tan solo 41 millones de hombres.

El comercio tampoco es neutro en cuanto al género. Las mujeres tropiezan con mayores obstáculos que los hombres para acceder al mercado mundial y a las oportunidades económicas creadas por el comercio. Las mujeres empresarias se enfrentan a costos comerciales más elevados que los hombres, lo que les impide proyectarse a nivel internacional. Por consiguiente, solo exporta una de cada cinco pequeñas empresas propiedad de mujeres.

Las desigualdades de género son un problema generalizado y la pandemia de COVID-19 ha ampliado las brechas existentes entre hombres y mujeres hasta tal punto que, en el mundo actual, muchas mujeres han experimentado un retroceso económico y social. El año pasado las mujeres perdieron más de 64 millones de puestos de trabajo, lo que representa una pérdida del 5%, frente al 3,9% en el caso de los hombres. Sin embargo, solo el 9% de todas las medidas adoptadas para mitigar el impacto de la COVID-19 están dirigidas a promover la seguridad económica de las mujeres.

Las mujeres empresarias han quedado excluidas de facto de muchos paquetes de medidas de alivio establecidos por los Gobiernos porque la admisibilidad está condicionada a unos requisitos que no pueden cumplir, ya que sus empresas son a menudo más pequeñas. La mayoría de ellas son autónomas y muchas trabajan desde casa, lo que impide que puedan beneficiarse de las medidas de alivio, que a menudo se aplican únicamente a las empresas que tienen más de un determinado número de empleados.

Podemos cambiar este paradigma gracias al comercio. El comercio inclusivo puede dar acceso a las mujeres al empleo, el trabajo decente y el empoderamiento económico. El comercio puede cambiar las cosas al sacar a las mujeres de la pobreza y, por consiguiente, también a sus familias.

De hecho, las empresas que comercian a nivel internacional emplean a más mujeres.

En todo el mundo, las mujeres representan el 33% de la fuerza laboral de las empresas exportadoras y el 24% de la de las empresas que no son exportadoras. Además, las mujeres representan el 36% de la fuerza laboral de las empresas que participan en las cadenas de valor mundiales y el 38% de la de las empresas de propiedad extranjera. Esta cifra es superior en 11 y 12 puntos porcentuales a la de las empresas que no forman parte de las cadenas de valor mundiales y son empresas de propiedad nacional.

En algunos países, como Marruecos, Rumania y Viet Nam, las mujeres constituyen el 50% o más de la fuerza laboral de las empresas exportadoras, que crean empleo para más de 5 millones de mujeres en esos países. Y eso representa aproximadamente el 15% de la población femenina que trabaja en esos países.

El comercio también puede liberar a las mujeres del sector informal, en el que las mujeres suelen concentrarse, así como de los riesgos que conlleva ese tipo de trabajo. Por ejemplo, en el Afganistán, el 96% de las empresas propiedad de mujeres carecen de licencia. Trabajar en el sector informal priva a las mujeres de la protección de las leyes laborales y de los beneficios sociales. Las mujeres trabajan por salarios más bajos y en condiciones inseguras. El comercio les ofrece la oportunidad de trabajar de manera más segura y de llevar a cabo sus actividades en el sector formal. Según nuestro estudio conjunto con el Banco Mundial, la probabilidad de tener un trabajo informal disminuye del 20% en los sectores con bajos niveles de exportación al 13% en los sectores con altos niveles de exportación.

No hay duda de que se trata de datos interesantes, pero tenemos que entender lo que hay realmente detrás de esas estadísticas: es decir, las normas comerciales y los acuerdos comerciales mundiales, entre ellos los que se concluyen en la OMC. Por lo tanto, permítanme explicar con más detalle cómo el comercio fomenta el empleo femenino y mejora las condiciones de trabajo de las mujeres.

En primer lugar, la política comercial puede crear oportunidades para que las mujeres ingresen a la fuerza laboral.

En los últimos decenios, la mayoría de los Miembros de la OMC han elaborado políticas comerciales con perspectiva de género que promueven el empleo de las mujeres. Esas políticas tienen por objeto apoyar el crecimiento económico y el desarrollo, o incluso resolver la insuficiencia de mano de obra en los sectores orientados a la exportación mediante la contratación de mujeres, lo que contribuye a impulsar esas economías. Nigeria, por ejemplo, fomentó la participación de la mujer en el sector de la construcción, en el que se había identificado una escasez de mano de obra. Del mismo modo, en Zambia, se alentó a las mujeres a trabajar en el sector minero, en el que predominan los hombres.

Muchos Gobiernos incluyen el empoderamiento económico de las mujeres y la integración de estas en el mercado de trabajo como una prioridad fundamental de sus estrategias nacionales de comercio e inversión.

Utilizan principalmente incentivos financieros para alcanzar ese objetivo. Por ejemplo, algunas políticas comerciales prevén apoyo financiero a los principales sectores de exportación si contratan a mujeres. Otras se centran en volver a integrar a las mujeres que han interrumpido su carrera profesional o en reducir el número de mujeres que dejan de trabajar debido a la maternidad. Algunas establecen el empleo femenino como criterio para poder beneficiarse de la ayuda.

Al apoyar a las empresarias, los Miembros de la OMC también apoyan el empleo femenino.

Por ejemplo, algunas políticas comerciales ofrecen incentivos financieros en forma de bonificaciones fiscales para alentar a las pequeñas empresas a volver a emplear a mujeres desconectadas del mundo del trabajo. Estos incentivos se otorgan tanto a las pequeñas empresas de hombres como a las de mujeres, pero los Gobiernos también pueden promover el empleo de las mujeres centrando la ayuda en las mujeres empresarias.

De hecho, las empresarias suelen emplear a un gran número de mujeres. Los datos de encuestas regionales de la OMC en Asia Meridional, África Oriental y América Latina muestran que en las empresas con menos de 10 empleados, en su mayoría propiedad de mujeres, el 57% de los empleados son mujeres.

Además, la política comercial puede equilibrar la balanza en favor de las mujeres reduciendo la discriminación por razón de género y creando condiciones de trabajo más decentes.

Algunas políticas comerciales han contribuido al empoderamiento social de las mujeres.

La política comercial puede transformar el trabajo doméstico y los cuidados no remunerados en un trabajo remunerado. Por ejemplo: el Japón abrió sus sectores de servicios al personal doméstico extranjero, con miras a promover la participación de la mujer en la sociedad, atender su necesidad de asistencia para las tareas domésticas, fomentar el crecimiento económico y crear puestos de trabajo para otras mujeres.

La política comercial puede reducir las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Por ejemplo, la política de contratación pública de Suiza condiciona la adjudicación de contratos al requisito de que las empresas tengan y apliquen una política interna de igualdad salarial.

Algunas políticas comerciales que no estaban dirigidas principalmente al empoderamiento económico de las mujeres han dado lugar a mejores condiciones de trabajo para las mujeres e incluso a una mejor legislación social sobre la igualdad de género. Eso es lo que ocurrió en Filipinas, donde el Gobierno adoptó medidas para apoyar al sector de servicios de contratación externa de procesos empresariales (o servicios auxiliares). Inicialmente, la finalidad de esas medidas era apoyar al sector en general, pero más del 55% de los trabajadores del sector son mujeres. Así pues, las medidas destinadas a impulsar el sector tuvieron un efecto positivo en la igualdad de género.

En muchos países las mujeres han quedado excluidas de determinadas profesiones que requieren mucho esfuerzo físico o se consideran peligrosas, lo que les ha vedado el acceso a puestos mejor remunerados en sectores en los que tradicionalmente predominan los hombres. Pero la situación está cambiando. Por darles solo algunos ejemplos recientes: en 2018 Ucrania, donde la brecha salarial entre hombres y mujeres es del 20%, suprimió la lista de 458 profesiones en las que, por ley, las mujeres no podían trabajar. Kazajstán, donde las mujeres ganan por término medio un 32% menos que los hombres, hizo lo mismo hace unos meses. Entre las más de 200 profesiones que anteriormente estaban prohibidas a las mujeres había algunas relativamente bien remuneradas en los sectores de la construcción, la minería y la extracción de petróleo. Se trata de un paso importante ya que las mujeres ganan tres veces más en esos sectores de fuerte presencia masculina.

El siguiente punto que quiero destacar es que en algunos acuerdos comerciales se han abordado cuestiones relacionadas con el empleo femenino.

Algunos acuerdos comerciales, especialmente los más recientes, contienen disposiciones e incluso capítulos sobre género. Reconocen la contribución de las mujeres al crecimiento económico, el desarrollo sostenible y la transformación socioeconómica.

Algunos acuerdos establecen la igualdad de género en el lugar de trabajo como objetivo fundamental. Otros presentan un conjunto de medidas, como la creación de capacidad y la mejora de las competencias profesionales de las mujeres; programas de promoción de la igualdad de género en las empresas; la recopilación y utilización de estadísticas laborales desglosadas por género; o la adopción de tecnologías que garanticen la estabilidad del empleo y el avance profesional de las mujeres trabajadoras.

Ciertos acuerdos comerciales también abordan las condiciones de trabajo de las mujeres centrándose en la atención infantil, la lactancia materna, la prevención de la violencia y el acoso basados en el género en los lugares de trabajo, y la eliminación de la discriminación profesional por razón de género.

La OMC también está contribuyendo a ello.
Desde 2017, dos tercios de los Miembros están estudiando cómo el comercio puede promover el empoderamiento económico de las mujeres. Durante el último año, esos Miembros elaboraron la primera Declaración formal de la OMC sobre el comercio y la igualdad de género, apoyada hasta la fecha por 121 Miembros de la OMC, que se adoptará en la Duodécima Conferencia Ministerial de la OMC cuando tenga lugar.

Mediante esa Declaración, esos Miembros adoptan medidas en esferas fundamentales para impulsar el empoderamiento económico de las mujeres a través del comercio, como la recopilación de datos desglosados por género, la integración de la perspectiva de género en la formulación de políticas comerciales y la Ayuda para el comercio y la promoción del liderazgo de las mujeres. Esta Declaración da a la OMC el firme mandato de trabajar sobre el comercio y el género.

Otro avance positivo es la inclusión de una disposición sobre no discriminación en el acuerdo plurilateral sobre la reglamentación nacional en el ámbito de los servicios concluido hace unas semanas entre 67 Miembros de la OMC. Esa disposición prohíbe la discriminación entre hombres y mujeres en el contexto de los procedimientos de autorización para los proveedores de servicios. Se trata de la primera disposición sobre igualdad de género en un resultado negociado en la OMC.

Estos avances institucionalizan aún más la cuestión del género en la OMC, que pasa de ser una organización insensible a las cuestiones de género a una organización con perspectiva de género.

Para terminar, quiero destacar el Tratado de Versalles de 1920, que establece el principio de paz universal y estipula que esta solo puede lograrse si se basa en la justicia social. Además, añade que uno de los componentes de la justicia social es la protección de las mujeres.

Se preguntarán seguramente por qué me refiero a este tratado y qué relación puede tener con el comercio. Pues este Preámbulo figura en la pared de la entrada principal del edificio de la OMC. Creo que este mensaje del pasado es muy significativo, sobre todo ahora que la pandemia de COVID-19 ha destruido la seguridad económica de tantas mujeres y que las sociedades se esfuerzan por protegerlas.

Por lo tanto, nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de la investigación sobre el comercio y el género llevada a cabo bajo los auspicios de nuestro Programa de Cátedras. La OMC está tomando medidas para lograr que el comercio beneficie a las mujeres y, cuando mejora la situación de las mujeres, también mejoran las sociedades.

Muchas gracias.

CEPAL

Hoy concluyó la Tercera Reunión de la Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones organizada por la CEPAL y el Gobierno de Argentina.

 

Países de la región reafirmaron hoy su compromiso con la ciencia, la innovación y las nuevas tecnologías, relevando el rol que estas tienen en la recuperación pospandemia, y propugnaron un papel más activo y sistémico de la innovación y el conocimiento en las políticas de desarrollo económico, productivo, social y ambiental de América Latina y el Caribe, al cierre de la Tercera Reunión de la Conferencia de Ciencia, Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, organizada de forma híbrida por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Gobierno de Argentina.

Si bien en varios países de la región se ha avanzado en la constitución de una institucionalidad más robusta sobre ciencia, tecnología e innovación, con la creación de ministerios específicos o el fortalecimiento de las instituciones especializadas en la materia, aún no se observa que la ciencia, la tecnología y la innovación tengan un papel más activo en las políticas de desarrollo económico, productivo y social, lo que se relaciona con los magros niveles de cambio técnico y los bajos niveles de productividad, indica la Declaración de Buenos Aires aprobada este miércoles.

Durante la reunión, en la que participaron 21 Estados Miembros y 7 Estados asociados de la CEPAL, se aprobó el programa bienal de actividades de cooperación en ciencia, innovación y tecnologías de la información y las comunicaciones 2022-2023, que considera como objetivos principales fortalecer la institucionalidad pública para apoyar el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación; mejorar la vinculación de las políticas de ciencia, tecnología e innovación con los desafíos estratégicos de la región; e impulsar la cooperación regional e internacional para trazar nuevos sendas de desarrollo con base en el conocimiento.

Para el logro de dichos objetivos, se acordó la realización de una serie de actividades, entre ellas, reuniones de nivel político y técnico, estudios sustantivos y actividades de asistencia técnica, con foco en el intercambio de información, experiencias y buenas prácticas.

En la inauguración del evento, el lunes 13, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, enfatizó que la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) han sido esenciales para el manejo de la crisis sanitaria, pero también son indispensables para una recuperación transformadora con mayor igualdad y sostenibilidad ambiental en América Latina y el Caribe.

En este marco, Bárcena resaltó la importancia de la integración y la cooperación regional para cerrar las crecientes asimetrías entre el mundo desarrollado y los países en vías de desarrollo en acceso a vacunas, concentración de la riqueza y el ingreso, economía digital y responsabilidades climáticas, las que amenazan con agudizarse. Un ejemplo concreto de trabajo colaborativo en materia de CTI, remarcó, es la reciente aprobación por parte de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) del Plan de autosuficiencia sanitaria para América Latina y el Caribe elaborado por la CEPAL.

La jornada de clausura incluyó una mesa redonda con la participación de Diego Hurtado, Secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina; Paola Vega Castillo, Ministra de Ciencia, Innovación, Tecnología y Telecomunicaciones de Costa Rica; Marc Litvine, de la Dirección General de Asociaciones Internacionales (INTPA) de la Comisión Europea; Armstrong Alexis, Secretario General Adjunto de la Comunidad del Caribe (CARICOM); y Efraín Guadarrama, Director General de Organismos y Mecanismos Regionales Americanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, en el ejercicio de la Presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Durante el panel se abordaron algunas de las debilidades de los países en temas de CTI, y se destacó la necesidad de robustecer las capacidades nacionales, de avanzar en el intercambio de buenas prácticas y de generar y fortalecer espacios concretos de colaboración y cooperación regional e internacional, entre ellos, la transformación digital, la transición energética y la autosuficiencia sanitaria, incluida la producción de vacunas, y la bioeconomía, por nombras algunos.

En el marco de la Conferencia, la CEPAL presentó el documento de posición Innovación para el desarrollo: la clave para una recuperación transformadora en América Latina y el Caribe, que busca contribuir al debate y a la acción en América Latina y el Caribe para avanzar hacia la autonomía sanitaria, la inclusión digital y el desarrollo de soluciones para un consumo y producción más sostenibles.

De acuerdo con el informe, la región realiza esfuerzos insuficientes en materia de inversión en investigación y desarrollo (I+D), lo que contrasta con la dinámica observada en países más avanzados y en otras regiones y economías emergentes.

Mientras que Estados Unidos, la Unión Europea, los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y China tienen un nivel de gasto en I+D relativo al producto interno bruto (PIB) superior al 2%, en América Latina y el Caribe el gasto en I+D relativo al PIB es unas cuatro veces inferior, el que incluso se ha reducido en los últimos años, pasando de un 0,65% del PIB en 2013 al 0,56% en 2019, advierte el documento.

Según el estudio de la CEPAL, la industria manufacturera de la salud, las tecnologías digitales y la eficiencia ambiental representan una oportunidad para promover un cambio estructural basado en la creación de conocimiento en América Latina y el Caribe.

En los distintos paneles de la Conferencia se debatió sobre la relevancia de las instituciones y las políticas públicas para impulsar la ciencia, tecnología e innovación; la diáspora y circulación de talentos en América Latina y el Caribe; el desarrollo de repositorios de genomas en la región; la perspectiva de género en los sistemas de ciencia, tecnología e innovación; el rol de la ciencia y la tecnología para la soberanía sanitaria; el papel de las tecnologías digitales y los nuevos modelos de negocio y capacidades productivas en las pymes; la contribución de las tecnologías aeroespaciales y satelitales al desarrollo sostenible; el desarrollo tecnológico y agregación de valor en la cadena del litio; y la ecoinnovación, transición energética y producción sostenible, entre otros.

El Comité Ejecutivo de la Conferencia para el período 2021-2023 quedó conformada por Argentina en la Presidencia, y Costa Rica, Guatemala, México, Perú y San Vicente y las Granadinas en las Vicepresidencias. La Cuarta Reunión de la Conferencia se realizará el segundo semestre de 2023.

OMC

En una declaración publicada el 14 de diciembre, los Ministros de Australia, el Japón y Singapur, países coorganizadores de las negociaciones sobre el comercio electrónico celebradas en la OMC, se han felicitado de los progresos considerables alcanzados en el marco de la iniciativa.

(de momento sólo en inglés)

Australia’s Trade, Tourism and Investment Minister Dan Tehan, Japan’s Minister for Foreign Affairs Yoshimasa Hayashi and Minister of Economy, Trade and Industry (METI) Koichi Hagiuda, and Singapore’s Minister for Trade and Industry Gan Kim Yong highlighted the good convergence achieved in eight articles so far.

  • «Thanks to the good progress achieved so far, we’re on track to achieve convergence on the majority of issues in the negotiations by the end of 2022. Australia, Japan and Singapore are committed to driving negotiations towards this objective,» said Minister Tehan.
  • Foreign Minister Hayashi of Japan said: «Although the 12th Ministerial Conference has been postponed, this negotiation on e-commerce remains one of the key areas for the WTO as an organization that promotes global trade. I believe it is important to continue delivering results from this negotiation, aiming for further progress in the next year. Japan has been advocating the concept of “Data Free Flow with Trust (DFFT)” and sees significant value in realizing this concept. While maintaining inclusiveness for participating members, Japan, as a co-convener of the initiative, will continue to accelerate the negotiation to achieve a high-standard outcome, including on the rules of free flow of data.»
  • METI Minister Hagiuda added: «We welcome the substantial progress made in the negotiations over the past three years, and will continue to lead them in order to secure convergence on the majority of the remaining issues by the end of 2022. As the world becomes increasingly connected through digitalization, digital trade is making people more affluent the world over. The WTO has many members, so providing it with rules on digital trade that materialize «Data Free Flow with Trust» (DFFT) will make business more predictable and stable. This will in turn promote further digital trade. With the aim of achieving early results, we will work to accelerate and add further impetus to the negotiations.»
  • Singapore’s Minister Gan said: “Digital trade is becoming a key mode of doing business today. The initiative will provide a stable regulatory environment for digital trade by enhancing rules and streamlining regulations. The initiative, which involves 86 members, will also contribute towards bridging the digital divide and encourage the adoption of digitalisation, which positions our economies well to harness the benefits of new opportunities in the digital economy. Singapore, together with our fellow co-convenors Australia and Japan, will intensify our efforts to steer the initiative and forge convergence on major issues by end-2022.”
    The ministers said the outcomes already achieved in important areas of the negotiations would deliver important benefits, including boosting consumer confidence and supporting businesses trading online. They said they would arrange the initiative’s work programme to secure convergence on the majority of issues by the end of 2022.

WTO Director-General Ngozi Okonjo-Iweala said the progress achieved by negotiators from the 86 WTO members participating in these negotiations would bring important benefits to smaller businesses and to women entrepreneurs.

«The work undertaken promises more stability and predictability for consumers and businesses in a fast-growing sector of the digital economy. The pandemic has highlighted the importance of e-commerce as a tool for inclusion, helping small business access international markets, particularly businesses headed by women. I encourage the initiative to continue to keep its doors open for other members of the WTO to join and to continue discussing development issues necessary to bridge the digital divide,» she said.

In their statement, the co-convenors noted support by initiative participants for the continuation of the multilateral e-commerce moratorium. They said they considered it crucial that the initiative make permanent among participants the practice of not imposing customs duties on electronic transmissions.

The co-convenors emphasised the importance of supporting the engagement of developing members and least-developed country (LDC) members in the initiative, including implementation of commitments. They said they would continue to deepen the discussion on capacity-building options and support for implementation for developing members and LDC members in 2022.

The full statement is available here.

UIT

Los Premios para PYME de ITU Digital World 2021 exponen soluciones digitales que ayudan a las nuevas empresas tecnológicas creativas a forjar alianzas y atraer inversiones

Las soluciones tecnológicas inspiradoras tienen el potencial de cambiar y mejorar vidas en todo el mundo gracias al impulso y la dedicación de las pequeñas y medianas empresas (PYME).

El miércoles se presentaron y anunciaron las soluciones ganadoras de PYMES digitales con sede en Hong Kong (China), México, Arabia Saudita, Suiza, Corea del Sur y Estados Unidos con motivo de la ceremonia de entrega de los Premios ITU Digital World, colofón del evento ITU Digital World 2021 y programa clave de promoción de las PYME por parte del organismo de las Naciones Unidas dedicado a la tecnología.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), organismo especializado de la ONU para las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), ha puesto de relieve a las PYME como contribuyentes esenciales para ayudar a sacar partido de la transformación digital en curso en el mundo con el fin de garantizar el desarrollo sostenible.

Los últimos Premios ITU Digital World reconocieron las contribuciones sobresalientes de las PYME al avance de la conectividad, las ciudades inteligentes y la vida inteligente, la cibersalud, las finanzas digitales y la tecnología educativa.

«Las PYME tecnológicas innovadoras –que se mueven con rapidez y responden a las necesidades de los diferentes mercados sobre el terreno– tienen un papel vital que desempeñar para acelerar la transformación digital», declaró el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao. «Los gobiernos y la industria de las TIC deben actuar juntos para fomentar un clima que apoye la innovación tecnológica y empresarial, ayudando a empresas como las ganadoras de nuestros premios a expandirse y prosperar».

Este año aparecieron seis ganadores, que abarcan las cinco categorías principales.

PYME ganadoras

Las ganadoras fueron:​

Empresa Categoría País
Benefit Vantage Limited – Ipification Conectividad Hong Kong, China
WIWI Conectividad México
URBIT GROUP LLC Finanzas digitales Estados Unidos de América
Baobabooks Education Sàrl Tecnología de la educación Suiza
Mawidy Cibersalud Reino de Arabia Saudita
SCE Korea, Inc. Ciudades inteligentes, vida inteligente República de Corea

El Vicesecretario General de la UIT, Malcolm Johnson, expresó su reconocimiento a los ganadores y les entregó sus certificados en presencia del Viceministro de Información y Comunicaciones de Vietnam, Phan Tam.

Esta séptima edición de los Premios marcó el evento final de una conferencia y exposición en línea de tres meses de duración coorganizada por Vietnam. Inaugurada en septiembre, ITU Digital World 2021 también marcó el 50º aniversario de la serie de conferencias y exposiciones sobre telecomunicaciones más importante de la UIT.

Durante la ceremonia, se anunció una nueva asociación de la UIT con la empresa tecnológica estadounidense Hewlett Packard Enterprise (HPE), con el objetivo de acelerar el programa el próximo año y dotar a las PYME de acceso a las herramientas, las redes y la tutoría de HPE.

Selección competitiva
El concurso estaba abierto a todas las PYME del mundo, y los proyectos ganadores iban desde la autenticación móvil y la accesibilidad a la información hasta la conectividad para el transporte público, la tecnología financiera (fintech), la escritura creativa y la atención sanitaria impulsada por la inteligencia artificial (IA).

Un jurado de expertos, representantes de los campos de la empresa, la tecnología y la iniciativa empresarial, seleccionó a los ganadores entre un total de 133 candidatos elegibles de 53 países.

Preparar a las PYME transformadoras

Los Premios ITU Digital World formaban parte de un programa para PYME dirigido por expertos que incluía clases magistrales en línea y presentaciones para PYME digitales. Manteniendo el formato virtual, la ceremonia final de entrega de premios celebró la creatividad y la innovación tras unas soluciones digitales que responden a las necesidades del mundo real.

Las clases magistrales especiales exploraron áreas tales como la creación de empresas sostenibles y la colaboración entre las PYME y las corporaciones, la licitación para las oportunidades de contratación pública, el servicio al cliente y la innovación, la cibersalud, el diseño para la inclusión de la discapacidad y la recaudación de fondos. El programa y los premios para las PYME son componentes clave de ITU Digital World 2021, que fue coorganizado con el Gobierno de Vietnam y tuvo lugar de septiembre a diciembre de 2021.

UIT

Nuevos datos de la UIT sugieren que el COVID ha impulsado la conectividad, si bien los más pobres del mundo se hallan muy rezagados

 

Se estima que el 37% de la población mundial, es decir, 2.900 millones de personas, jamás ha utilizado Internet.

Los últimos datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), también revelan un sólido incremento en el uso de Internet a escala mundial, que se concreta en un aumento del número estimado de usuarios de Internet de 4.100 millones en 2019 a 4.900 millones en 2021.

Esta es una buena noticia para el desarrollo mundial. Sin embargo, los datos de la UIT confirman que la capacidad de conexión sigue siendo profundamente desigual.

En ese sentido se estima que, de los 2.900 millones de personas que siguen careciendo de conexión, el 96% vive en países en desarrollo. A ello se suma que, incluso entre esos 4.900 millones de «usuarios de Internet» contabilizados, muchos cientos de millones solo pueden conectarse con escasa frecuencia, a través de dispositivos compartidos, o unas velocidades que limitan notablemente la utilidad de dichas conexiones.

«Aunque casi dos tercios de la población mundial gozan ya de conexión, aún queda mucho por hacer para que todo el mundo pueda conectarse a Internet», declaró el Secretario General de la UIT, Sr. Houlin Zhao. «La UIT trabajará con todos los interesados a fin de establecer las bases necesarias para conectar a los 2.900 millones de personas restantes. Estamos decididos a garantizar que nadie se quede atrás», adujo.

Este extraordinario aumento del número de usuarios de Internet sugiere que las medidas adoptadas durante la pandemia –véanse los confinamientos generalizados y el cierre de las escuelas, combinados con la necesidad de la población de acceder a noticias, servicios gubernamentales, actualizaciones sanitarias, servicios de comercio electrónico y servicios bancarios en línea– han obrado en favor del impulso a la conectividad suscitado por la COVID, que se ha traducido en un aumento estimado del número de usuarios de Internet de 782 millones desde 2019, es decir, de un 17%.

Repercusiones en términos de desarrollo sostenible

La edición de 2021 del informe Facts and Figures, en el que la UIT facilita un resumen anual del estado de la conectividad digital en todo el mundo, muestra que el número de usuarios de Internet a nivel mundial creció en más de un 10% durante el primer año de la pandemia, lo que supone, con diferencia, el mayor aumento anual en una década.

El sólido crecimiento registrado a partir de 2019 fue impulsado en gran medida por los países en desarrollo, donde la tasa de penetración de Internet creció en más de un 13%. En los 46 países menos adelantados (PMA), según la terminología de las Naciones Unidas, el aumento medio superó el 20%.

«Estas estadísticas revelan un gran avance en pos de la misión de la UIT de conectar al mundo», declaró la Sra. Doreen Bogdan-Martin, Directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT, que se encarga de supervisar los datos y el trabajo analítico de la Unión. «No obstante, sigue existiendo un profundo ‘abismo de conectividad’ en los PMA, donde casi tres cuartas partes de la población nunca se ha conectado a Internet. Entre los grupos poblacionales más marginados de los PMA se hallan las mujeres, pues aproximadamente cuatro de cada cinco siguen careciendo de conexión».

Muchos de estos grupos «digitalmente excluidos» se enfrentan a desafíos colosales, entre ellos la pobreza, el analfabetismo, un acceso limitado a la electricidad y la falta de conocimientos y competencias digitales.

«Se necesitarían soluciones digitales para reimpulsar el desarrollo sostenible y ayudar a los países a retomar la senda hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para 2030», añadió la Sra. Bogdan-Martin.

«Lamentablemente, las comunidades que corren el mayor riesgo de quedarse atrás, según la Agenda 2030, son las mismas que ahora se están viendo privadas del progreso digital».

Conclusiones principales del informe

La brecha digital de género se está reduciendo a escala mundial, pero siguen existiendo grandes diferencias en los países más pobres.

– 
A nivel mundial, en promedio, el 62% de los hombres utiliza Internet, frente al 57% de las mujeres.

– Aunque la brecha digital de género se ha reducido en todas las regiones del mundo y prácticamente se ha eliminado en el mundo desarrollado (el 89% de los hombres y el 88% de las mujeres gozan de conexión), siguen existiendo grandes diferencias en los países menos adelantados (31% de los hombres frente al 19% de las mujeres) y en los países en desarrollo sin litoral (38% de los hombres frente al 27% de las mujeres).

– La brecha de género sigue siendo especialmente pronunciada en África (35% de los hombres frente al 24% de las mujeres) y en los Estados Árabes (68% de los hombres frente al 56% de las mujeres).

La brecha entre las zonas urbanas y rurales, aunque menos pronunciada en los países desarrollados, sigue planteando un obstáculo importante para la conectividad digital en el resto del mundo.

– 
A nivel mundial, los habitantes de las zonas urbanas tienen el doble de probabilidades de utilizar Internet que los de las zonas rurales (76% de la población urbana frente al 39% de la rural).

– En las economías desarrolladas, la diferencia en términos de utilización de Internet entre las zonas urbanas y rurales parece insignificante (el 89% de la población urbana ha utilizado Internet en los últimos tres meses, frente al 85% de la población rural); sin embargo, en los países en desarrollo, los habitantes de las zonas urbanas tienen el doble de probabilidades de utilizar Internet que los de las zonas rurales (72% de la población urbana frente al 34% de la rural).

– En los PMA, los habitantes de las zonas urbanas tienen casi cuatro veces más probabilidades de utilizar Internet que los de las zonas rurales (47% de la población urbana frente al 13% de la rural).

La brecha generacional es evidente en todas las regiones del mundo.

– En promedio, el 71% de la población mundial de entre 15 y 24 años utiliza Internet, frente al 57% de los demás grupos de edad.

– Esta brecha generacional se hace patente en todas las regiones. De hecho, es más pronunciada en los PMA, donde el 34% de los jóvenes goza de conexión, frente a tan solo el 22% del resto de la población.

– El hecho de que la tasa de adopción sea mayor entre los jóvenes es un buen augurio para la conectividad y el desarrollo. Por ejemplo, en los PMA, la mitad de la población tiene menos de 20 años, lo que sugiere que la tasa de conexión de los mercados de trabajo locales irá aumentando progresivamente, al tiempo que estos van adquiriendo conocimientos en tecnología con la incorporación de más gente joven a la población activa.

La UIT sigue realizando un seguimiento de la evolución de la brecha digital en el mundo.

– Las cifras de la UIT también revelan una brecha flagrante entre la disponibilidad de las redes digitales y la tasa de conexión real. Aunque, en teoría, el 95% de la población mundial podría acceder a una red de banda ancha móvil 3G o 4G, miles de millones de personas siguen sin conectarse.

– La asequibilidad de los dispositivos y servicios sigue constituyendo un obstáculo importante. El objetivo ampliamente aceptado para una conectividad de banda ancha asequible en los países en desarrollo establece el coste de un paquete de banda ancha móvil de nivel básico en el 2% de la renta nacional bruta (RNB) per cápita. Sin embargo, en algunas de las naciones más pobres del mundo, el precio de la conexión a Internet puede ascender al 20%, o incluso más, de la RNB per cápita.

– La falta de competencias digitales y el desconocimiento de las ventajas inherentes a la conexión generan otro cuello de botella, que se ve agravado por la falta de contenidos en idiomas locales, así como por interfaces que exigen competencias de lectoescritura y aritmética de las que muchas personas carecen.

Para los medios de comunicación:
 Sitio «Facts and Figures»
 – Descargar el informe
 – Recursos para medios de comunicación

Nota: Los trabajos de colaboración y análisis de la UIT abarcan el mundo a partir de seis regiones: África, las Américas, los Estados Árabes, Asia-Pacífico, la Comunidad de Estados Independientes y Europa. Esta clasificación puede diferir de otras designaciones comunes de las Naciones Unidas u otras denominaciones regionales. En particular, según la clasificación de la UIT, los Estados Árabes Africanos forman parte de los Estados Árabes y no de África.

IFC | OMC

La Director General de la OMC Ngozi Okonjo-Iweala y el Director Gerente de la Corporación Financiera Internacional (CFI) Makhtar Diop acordaron, el 29 de noviembre, potenciar la cooperación entre ambas organizaciones para estudiar formas de mejorar la disponibilidad de financiación del comercio para las regiones que necesitan apoyo.

 

(de momento sólo en inglés)

In a joint statement, the two pledged to enhance existing cooperation to improve the analytics, identification and detection of trade finance gaps in order to better direct capacity building and other resources where unmet demand is greatest, particularly in Africa.

“Our developing country members regularly identify a lack of trade finance as a major obstacle to participating in global trade — all the more so for micro, small and medium-sized enterprises, and businesses led by women,” DG Okonjo-Iweala said. “Working together, experts from our two organizations will be able to better analyse, detect and explain trade finance gaps, with a view to directing finite resources where they are needed the most. I believe that a significant share of trade finance gaps results from knowledge gaps.”

“Trade is the lifeblood of the global economy but without trade finance, there can be no effective trade,” said the IFC’s Managing Director, Makhtar Diop. “By expanding our knowledge of trade finance gaps and bolstering traders’ capacity, IFC and the WTO can help small enterprises in developing countries integrate into the global economy.”

Most trade is not paid cash-in-advance. The short-term payment risk involved in international trade is mitigated by a credit, guarantee or credit insurance, present in up to 80% of global trade transactions. The sum of these facilities provided by financial and other institutions is known as trade finance.

In their joint statement, the WTO and the IFC heads agreed to work with small traders and financial institutions at the local level to better understand the ecosystem of trade finance. They also pledged to improve access to trade finance training programmes in emerging markets, mainly in Africa.

They agreed to strengthen the ability of local financial institutions to meet compliance challenges and to facilitate knowledge and awareness for exporters and importers of trade finance support available from development financial institutions. In addition to the IFC, examples of such institutions include the Asian Development Bank, the African Development Bank, the Inter-American Development Bank and the European Bank for Reconstruction and Development.

The IFC — a member of the World Bank Group — is the largest global development institution focused on the private sector in emerging markets.

The full text of the joint statement is below.

Joint IFC-WTO Statement on Enhanced Cooperation to Strengthen Access to Trade Finance

Trade would not happen without trade finance. Yet, in many developing countries, increased trade finance costs during the pandemic are adding to the already high cost of physically moving critical goods and commodities across borders. Trade costs in Africa, for example, can be as high as 300 percent of the value of the merchandise being traded. Meanwhile, the cost of trade finance, for example confirmed letters of credit, has increased during the pandemic and is six to seven times more expensive in Africa than in OECD countries.

Basic trade finance lines are not even available locally in emerging markets, particularly for SMEs. Surveys indicate that over 40 percent of SMEs’ trade finance requests are rejected. This number goes up to 70 percent when the requests emanate from women-owned SMEs. And when trade finance requests are accepted, often the most expensive form of trade finance is proposed — collateralized working capital financing at very high rates. In this context, it is no surprise that global trade finance gaps, mainly in developing countries, have increased during the pandemic, reaching $1.7 trillion.

IFC and the WTO will enhance their cooperation, in order to improve the analytics and understanding of trade finance gaps (better survey, identify, and detect gaps), so as better direct limited resources while strengthening the capacity of local exporters and importers and financial institutions where unmet demand is acute:

  1. Trade Finance Gap Study

The WTO and IFC will work together to improve the identification of trade finance gaps, notably in Africa, where the gaps are considerably high. Improved country-focused surveys will help target priority markets in which the mismatch between supply and demand is particularly high and will help IFC implement the $1 billion Africa Trade Recovery Initiative launched in May 2021.

  1. Improving the Diagnostic of Local Trade Finance Impediments

IFC and the WTO will work with small traders and financial institutions at the local level to better understand the ecosystem of trade finance. With this data, we will be able to maximize the impact of our partnership to address these challenges. Small traders and financial institutions will be surveyed in the context of existing mechanisms, such as the WTO’s Enhanced Integrated Framework and IFC’s annual client survey.

  1. Strengthening Trade Finance Training Programs for SME Exporters and Importers

Trade finance training programs for SMEs have seen considerable interest in low-income, fragile, and vulnerable economies where companies are subject to the highest rejection rates. To further support SME exporters and importers that are suffering from disrupted supply chains caused by the pandemic, IFC has launched pilot trade finance training programs for SMEs. Building on programs already underway, IFC and the WTO will work mainly in Africa to improve access to trade finance training programs in emerging markets.

  1. Strengthening Local Financial Institutions’ Capacity to Meet Compliance Challenges

Meeting transparency standards, such as being able to detect Trade Based Money Laundering (TBML), is key to maintaining trade and financial relations in global markets, notably through Correspondent Banking Relationships (CBRs). IFC and the WTO will expand training and capacity-building programs, mainly targeting Africa, to help emerging market financial institutions meet compliance challenges.

  1. Sharing Knowledge and Raising Awareness of Trade Finance Support Programs

The global pandemic has had a disproportionate impact in emerging markets, limiting access to trade finance. While the demand for trade finance support from Development Financial Institutions (DFIs) is high, these programs are not always well known by the trading community. IFC and the WTO will launch a joint research initiative by facilitating workshops for exporters and importers to identify the level of awareness of DFIs’ trade finance support programs. This will help develop solutions to address the trade finance “information gap.”

BID | WEF

BID Lab, el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, y el Foro Económico Mundial lanzan el programa Pagos para avanzar en un crecimiento para todos (Payments to Advance Growth for All o PAGA) para liberar los beneficios de los pagos digitales en América Latina y el Caribe (ALC). Esta iniciativa permitirá unir a los sectores público y privado impulsando recomendaciones prácticas para una mayor adopción de los pagos digitales en nuestra región.

El Foro Económico Mundial, organización internacional para la cooperación público-privada, aporta una plataforma para diálogos multisectoriales en formulación de políticas digitales y gobernanza que permite incubar proyectos e iniciativas que pueden apoyar el desarrollo ALC y de un comercio digital más inclusivo. BID Lab, como la principal fuente de financiación y conocimiento para el desarrollo enfocada en mejorar vidas en ALC, proporciona su amplia red de contactos y experiencia en la región.

Ambos organismos reunirán a empresarios, gobernantes, academia y sociedad civil para que aporten recomendaciones prácticas destinadas a impulsar el desarrollo de los pagos digitales en ALC. Otros socios adicionales son bienvenidos en esta iniciativa que tiene como metas inmediatas:

  1. Identificar de tres a cinco obstáculos principales para el desarrollo de los pagos comerciales digitales en la región de ALC.
  2. Recomendar áreas potenciales de colaboración público-privada y privada-privada, así como de cooperación regional.
  3. Explorar oportunidades para la colaboración privada, la acción de la industria y la implementación de políticas en la materia.

La información obtenida se volcará en un documento técnico (en inglés y en español) destinado al amplio ecosistema de pagos de ALC y a impulsar cambios de política para la próxima etapa del proyecto.

Para obtener más información sobre PAGA, pueden contactar con Sebastian Ogango, en el Foro Económico Mundial (Sebastian.Ogando@weforum.org) y con Sergio Navajas, en BID Lab (sergion@iadb.org).

ISOC

Kit de herramientas para la evaluación del impacto a Internet: La hoja de ruta

Introducción

Como cualquier ecosistema vivo, Internet está en constante evolución. Esta evolución perpetua sin un plan o control centralizado, pero con miles de personas y organizaciones trabajando colaborativamente en estándares, protocolos y su aplicación en el mundo real, es lo que ha hecho que Internet sea un éxito. Pero a medida que Internet ha llegado a impregnar la mayor parte de nuestras vidas, nos enfrentamos a una nueva realidad en la que los gobiernos y las empresas toman cada vez más decisiones que podrían dañar Internet, y es posible que ni siquiera se den cuenta. Es por eso que Internet Society ha creado el Kit de herramientas para la evaluación del impacto a Internet (IIAT, Internet Impact Assessment Toolkit). Está destinado a ayudar a las personas encargadas de la toma de decisiones de hoy y de mañana a tomar las mejores decisiones sobre Internet y actuar como un marco para evaluar si un cambio propuesto amenaza los fundamentos de Internet.

Internet Society trabaja con el fin de hacer que Internet sea más grande y fuerte para que las personas de todo el mundo se conecten, se comuniquen e innoven, ahora y en el futuro. Pero no es solo nuestro privilegio usarlo. Depende de todos proteger y respaldar las propiedades y condiciones fundamentales de Internet que la hacen más abierta, globalmente conectada, segura y confiable. De lo contrario, corremos el riesgo de que ocurran una serie de cambios irreversibles y acelerados que destruyan y, en última instancia, rompan los cimientos que sustentan este increíble recurso para la humanidad.

Este kit de herramientas se centra en torno a los puntos de referencia para el cambio. Incluye una colección de recursos que utilizan “el Modo Internet de Interconectarse” y los “facilitadores de una Internet abierta, globalmente conectada, segura y confiable” como marco para probar si las nuevas ideas respaldan el mejor potencial de Internet. Nos brinda un marco de referencia estable para evaluar las actuales condiciones de interconexión, las propuestas para el desarrollo tecnológico, las reglamentaciones y las adaptaciones de gobernanza técnica. Ayuda a las personas a tomar mejores decisiones sobre Internet al proporcionar una lente fácilmente aplicable a través de la cual evaluar si un nuevo desarrollo respalda o socava lo que Internet necesita para existir y prosperar.

Cómo utilizar el kit de herramientas para la evaluación del impacto a Internet

El kit de herramientas para la evaluación del impacto a Internet ayuda a los usuarios a evaluar si una propuesta, tendencia o tecnología reglamentaria podría afectar a Internet. Incluye una guía práctica, referencias visuales y una serie de estudios de casos y resúmenes de impacto a Internet como ejemplos de problemas y desarrollos de la vida real que podrían afectar a Internet.

Los resúmenes de impacto a Internet están pensados como una primera evaluación para analizar cómo una propuesta, desarrollo o tendencia podría beneficiar o amenazar a Internet. Su objetivo es ayudar a informar los diálogos de múltiples partes interesadas y determinar si ciertas intervenciones pueden justificar evaluaciones de impacto en profundidad para salvaguardar una Internet próspera del mañana.

Lo invitamos a utilizar el Kit de herramientas para la evaluación de impacto a Internet para desarrollar nuevos informes de impacto a Internet sobre asuntos que son relevantes para su comunidad y compartir los resultados. ¿Qué novedades y tendencias tecnológicas, políticas y de otro tipo están afectando a Internet cerca suyo? ¿Son beneficiosos o hay riesgos involucrados que deberían mitigarse o reducirse?

Las decisiones que tomamos hoy ayudan a determinar la Internet del futuro. Si esas opciones están guiadas por acciones para proteger lo que Internet necesita para existir y respaldar lo que requiere para prosperar, su ecosistema mantendrá su vitalidad a medida que continúa evolucionando.

Un marco para el análisis

¿Qué hace que Internet sea «Internet»? ¿Por qué ha sido adoptada tan rápidamente por tanta gente en todo el mundo? ¿Cómo sigue generando y manteniendo innovaciones? Y, ¿qué queremos que sea Internet en el futuro? Para garantizar el éxito continuo de Internet, necesitamos saber qué la hace única y qué la hace prosperar. El kit de herramientas para la evaluación del impacto a Internet utiliza dos documentos técnicos como marco para analizar el impacto a Internet. El primero describe las propiedades críticas que necesita Internet para existir, y el segundo describe a los facilitadores que lo ayudan a prosperar como un recurso abierto, globalmente conectado, seguro y confiable.

Lo que Internet necesita para existir: propiedades esenciales del Modo Internet de Interconectarse

Internet no se gestiona de forma centralizada. La inteligencia y la autonomía se concentran en los extremos, en manos de quienes dirigen las redes y los servicios. Cualquiera puede ingresar a Internet, multiplicar sus conexiones y aumentar su valor para todos. Por lo tanto, Internet no solo se define por la  tecnología o sus servicios y uso. La forma de interconectarnos: lo que llamamos «el Modo Internet de Interconectarse», también es importante.

El Modo Internet de interconectarse se construye a partir de cinco propiedades esenciales que maximizan los beneficios que brinda Internet.

  • Una infraestructura accesible con un protocolo común
  • Una arquitectura abierta de componentes básicos interoperables y reutilizables
  • Gestión descentralizada y un único sistema de enrutamiento distribuido
  • Identificadores globales comunes
  • Una red de uso general y neutralidad tecnológica

Estas propiedades son esenciales tanto por resultar necesarias para la evolución saludable de Internet como porque transmiten lo que hace que Internet sea única.

Es importante tener en cuenta que es posible que las propiedades esenciales de Internet nunca hayan existido en su forma más pura. Las propiedades esenciales no se remontan a un pasado idealizado. En lugar de ello, representan el estado óptimo de Internet. Al codificar los conceptos básicos del modelo ideal de Internet, tenemos un punto de referencia que nos ayuda a saber si este modelo se está alejando o acercándose a lo mejor que puede ser.

Cada una de las propiedades esenciales ayuda a mantener los beneficios particulares que puede producir Internet. Cuando están presentes, maximizan tanto la salud de Internet como su potencial para crear y difundir valor. Por ejemplo, el acceso sin restricciones y los protocolos comunes brindan conectividad global y fomentan el crecimiento de la red. A medida que se conectan más y más participantes, el valor de Internet aumenta para todos. Otro ejemplo es un único conjunto de identificadores que ofrece una direccionalidad uniforme y una vista coherente de toda la red, sin fragmentación ni fracturas.

Si bien las propiedades esenciales de Internet no pueden garantizar de forma aislada los beneficios vinculados, las propiedades en conjunto crean las condiciones necesarias para la evolución futura de manera tal que se cree y difunda el valor que aporta la conexión.

Lo que Internet necesita para prosperar: facilitadores de una Internet abierta, globalmente conectada, segura y confiable

Las propiedades esenciales describen la base que necesita Internet para existir e ilustran por qué es única de otros modelos de redes. No obstante, para ayudar a que Internet prospere, necesitamos otro conjunto de condiciones que le permitan alcanzar su máximo potencial. Este potencial puede expresarse mediante un conjunto de objetivos para Internet.

Una y otra vez, diferentes grupos en diferentes partes del mundo con diferentes puntos de vista siguen volviendo a un conjunto común de dichas aspiraciones:

  • Una Internet abierta que permite a todos participar con un mínimo de barreras, utilizarla, innovar y hacerla crecer y mantener Internet como una fuerza para el bien.
  • Una Internet globalmente conectada que es inclusiva, que permite a todos interconectarse sin restricciones geográficas y utilizar todo el potencial de la red.
  • Una Internet segura que sobrevive a los ataques, que ayuda a todos a mantener la integridad y la confidencialidad de los datos. Una Internet segura también significa que su uso no crea inseguridad, como las redes de bots que se utilizan en estafas de phishing.
  • Una Internet confiable de la que las personas puedan depender, de modo que Internet pueda ser una base para servicios en todo el mundo, desde la recreación hasta el comercio e información.

Estos cuatro objetivos se convierten en pautas para nosotros en nuestro viaje hacia una mejor Internet. Nos dicen aquello que queremos que sea Internet, ahora y en el futuro.

Estos objetivos de Internet son declaraciones de aspiración y, debido a su naturaleza amplia y abstracta, es difícil utilizarlos para analizar cómo los diversos desarrollos pueden afectar a Internet. Para ayudar en este análisis, para cada uno de los objetivos de Internet, hemos identificado una serie de características de apoyo: cosas que progresan o frenan el crecimiento de Internet y sus objetivos globales. De manera genérica, llamamos a estas características de apoyo «facilitadores»: avanzan y facilitan el objetivo al que se apunta.

Objetivo Facilitador
Abierta Acceso fácil y sin restricciones
Uso e implementación sin restricciones de tecnologías de Internet
Desarrollo, gestión y gobernanza colaborativos
Globalmente conectada Accesibilidad ilimitada
Capacidad disponible
Segura Confidencialidad de datos de información, dispositivos y aplicaciones
Integridad de la información, aplicaciones y servicios
Digno de confianza Confiabilidad, resiliencia y disponibilidad
Responsabilidad
Privacidad

Es posible que nunca lleguemos a un punto en el que podamos decir que Internet está completamente evolucionada o que hemos alcanzado nuestro objetivo. Pero podemos avanzar juntos en una dirección que haga que Internet sea más abierta, más conectada, más segura y más confiable para todas las personas. Los facilitadores de una Internet próspera nos ayudan a comprender qué se necesita proteger y mejorar.

Una evaluación del impacto a Internet

En todo el mundo, están surgiendo modelos de creación de redes que restringen la interconexión de redes y tienen como objetivo organizar Internet sistemáticamente en una red basada en permisos. Los países más autoritarios buscan exportar sus visiones a Internet, con acceso restringido, restricciones de seguridad y políticas que impiden el crecimiento. En otros lugares, han surgido inquietudes sobre la influencia de los actores empresariales importantes sobre partes relevantes de Internet, su dirección y su infraestructura.

Todos estos desarrollos amenazan la saludable evolución de Internet.

Realizar una Evaluación de Impacto a Internet es considerar sistemáticamente las implicaciones del cambio. Consideramos que este kit de herramientas puede hacer precisamente eso:

  • Al mapear el efecto de un nuevo desarrollo contra las propiedades esenciales del Modo Internet de Interconectarse, aprendemos sobre sus implicaciones para preservar un modelo de red que ha demostrado su valor único como plataforma global para las innovaciones y el progreso socioeconómico.
  • Al analizar el impacto en los facilitadores, podemos comprender las implicaciones para una Internet abierta, globalmente conectada, segura y confiable.

Esperamos que en el marco del Modo Internet de Interconectarse y los Facilitadores, encuentre expresiones útiles de «lo que hace que Internet sea Internet», así como una herramienta práctica para ayudar a apoyar su evolución saludable para todas las personas.

UNCTAD

Sin embargo, la pandemia ha impactado de manera desigual las empresas de comercio electrónico, invirtiendo, por ejemplo, los beneficios registrados por las que ofrecen servicios de transporte privado y actúan en el sector de viajes.

Las restricciones de circulación introducidas en varios países para luchar contra la pandemia del COVID-19 han provocado un aumento del comercio electrónico, cuya parte de las ventas minoristas pasó del 16% al 19% en 2020, según estimaciones de la UNCTAD publicadas en un informe el 3 de mayo.

El informe fue presentado por la UNCTAD durante una reunión de dos días sobre cómo medir el comercio electrónico y la economía digital.

Según el informe, las ventas minoristas en línea crecieron de forma notable en varios países, de los cuales la República de Corea registró el mayor porcentaje en 2020 (25,9%) en 2020. Su parte en 2019 fue de 20,8% (Cuadro 1).

Entretanto, las ventas mundiales de comercio electrónico alcanzaron los 26,7 billones de dólares a nivel global en 2019, un aumento del 4% con respecto a 2018, según las últimas estimaciones disponibles. La cifra incluye las ventas de empresa a empresa (B2B) y de empresa a consumidor (B2C) y equivale al 30% del producto interior bruto (PIB) mundial de 2019.

«Estas estadísticas muestran la creciente importancia de las actividades en línea. También señalan la necesidad de que los países, especialmente los que están en vías de desarrollo, dispongan de esa información mientras reconstruyen sus economías tras la pandemia del COVID-19», dijo Shamika Sirimanne, directora de tecnología y logística de la UNCTAD.

 

Cuadro 1: Ventas minoristas en línea, economías seleccionadas, 2018-2020

Economia Ventas minoristas en linea

($ mil millones)

Ventas minoristas

($ mil millones)

% en linea de las ventas minoristas

 

2018 2019 2020 2018 2019 2020 2018 2019 2020
Australia 13,5 14,4 22,9 239 229 242 5,6 6,3 9,4
Canadá 13,9 16,5 28,1 467 462 452 3,0 3,6 6,2
China 1.060,4 1.233,6 1.414,3 5.755 5.957 5.681 18,4 20,7 24,9
Corea (Rep.) 76,8 84,3 104,4 423 406 403 18,2 20,8 25,9
Singapur 1,6 1,9 3,2 34 32 27 4,7 5,9 11,7
Reino Unido 84,0 89,0 130,6 565 564 560 14,9 15,8 23,3
EE. UU. 519,6 598,0 791,7 5.269 5.452 5.638 9,9 11,0 14,0
Economias en la lista 1.770 2.038 2.495 12.752 13.102 13.003 14 16 19

Fuente: UNCTAD, a partir de las oficinas nacionales de estadística.

 

Impacto desigual

Según el informe de la UNCTAD, la pandemia del COVID-19 ha dado lugar a resultados desiguales para las principales empresas de comercio electrónico B2C.

Los datos de las 13 principales empresas de comercio electrónico, 11 de las cuales son de China y Estados Unidos, muestran un notable cambio de suerte para las empresas de plataformas que ofrecen servicios turísticos y de transporte privado (Cuadro 2).

Todas registraron fuertes reducciones en el valor bruto de mercancías (VBM) y, por lo tanto, han caído en las clasificaciones del sector.

Por ejemplo, Expedia cayó del quinto lugar en 2019 al undécimo en 2020, mientras que Booking Holdings pasó del sexto al duodécimo y Airbnb, que lanzó su oferta pública inicial en 2020, del undécimo al decimotercero.

A pesar de la reducción del VBM de algunas grandes empresas, el VBM total de las 13 principales empresas de comercio electrónico B2C aumentó un 20,5% en 2020, lo que representa un crecimiento superior al de 2019 (17,9%). Hubo ganancias particularmente grandes para las empresas de Shopify (hasta el 95,6%) y Walmart (72,4%). En total, el GMV B2C de las 13 principales empresas se situó en 2,9 billones de dólares en 2020.

 

Cuadro 2: Principales empresas de comercio electrónico B2C por volumen de negocio, 2020

Clasificación por VBM Empresa Sede Industria VBM

($ mil millones)

Cambio del VBM

(%)

2020 2019 2018 2019 2020 2018-19 2019-20
1 1 Alibaba China Comercio electrónico 866 954    1.145 10,2 20,1
2 2 Amazon EE. UU. Comercio electrónico 344 417 575 21,0 38,0
3 3 JD.com China Comercio electrónico 253 302 379 19,1 25,4
4 4 Pinduoduo China Comercio electrónico 71 146 242 104,4 65,9
5 9 Shopify Canadá Medios y servicios de internet 41 61 120 48,7 95,6
6 7 eBay EE. UU. Comercio electrónico 90 86 100 -4,8 17,0
7 10 Meituan China Comercio electrónico 43 57 71 33,0 24,6
8 12 Walmart EE. UU. Venta de bienes de consumo 25 37 64 47,0 72,4
9 8 Uber EE. UU. Medios y servicios de internet 50 65 58 30,5 -10,9
10 13 Rakuten Japon Comercio electrónico 30 34 42 13,6 24,2
11 5 Expedia EE. UU. Medios y servicios de internet 100 108 37 8,2 -65,9
12 6 Booking Holdings EE. UU. Medios y servicios de internet 93 96 35 4,0 -63,3
13 11 Airbnb EE. UU. Medios y servicios de internet 29 38 24 29,3 -37,1
Empresas en la lista 2.035 2.399 2.890 17,9 20,5

Fuente: UNCTAD a partir de los informes de las empresas.
Nota: El período contable de Alibaba comienza el 1 de abril, el de Walmart el 1 de febrero. Las cifras en cursiva son estimaciones. VBM = valor bruto de la mercancía (así como el valor de las reservas).

 

Las ventas entre empresas dominan el comercio electrónico

El informe estima en 21,8 billones de dólares el valor del comercio electrónico mundial B2B en 2019, lo que representa el 82% de todo el comercio electrónico, incluyendo tanto las ventas a través de plataformas de mercado en línea como las transacciones de intercambio electrónico de datos (EDI).

Estados Unidos siguió dominando el mercado global del comercio electrónico, seguido de Japón y China (Cuadro 3).

Las ventas de comercio electrónico B2C se estimaron en 4,9 billones de dólares en 2019, un 11% más que en 2018. Los tres primeros países por ventas de comercio electrónico B2C siguieron siendo China, Estados Unidos y el Reino Unido.

El comercio electrónico B2C transfronterizo se situó en unos 440 mil millones de dólares en 2019, lo que supone un aumento del 9% respecto a 2018. El informe de la UNCTAD señala que la proporción de consumidores que realizan compras transfronterizas en línea aumentó del 20% en 2017 al 25% en 2019.

 

Cuadro 3: Ventas de comercio electrónico (los 10 principales países, 2019)

Clasificación Economia Ventas totales de comercio electrónico

($ mil millones)

% de las ventas totales del comercio electrónico en el PIB Ventas de comercio electrónico B2B 

($ mil millones)

% de las ventas de comercio electrónico B2B en el comercio electrónico total Ventas de comercio electrónico B2C

($ mil millones de)

1 EE. UU. 9.580 45  8.319 87  1.261
2 Japon 3.416 67  3.238 95      178
3 China 2.604 18  1.065 41  1.539
4 Corea (Rep.) 1.302 79  1.187 91      115
5 Reino Unido     885 31      633 72      251
6 Francia     785 29      669 85      116
7 Alemania     524 14      413 79      111
8 Italia     431 22      396 92        35
9 Australia     347 25      325 94        21
10 España     344 25      280 81        64
Las 10 economias 20.218 36 16.526 82  3.691
El mundo 26.673 30 21.803  4.870

Fuente: UNCTAD, a partir de fuentes nacionales. Nota: Las cifras en cursiva son estimaciones de la UNCTAD.

 

Resultados deficientes en materia de inclusión digital

A pesar de las grandes fortunas de las empresas de comercio electrónico, un índice publicado por la World Benchmarking Alliance en diciembre del año pasado las calificó mal en materia de inclusión digital.

El índice evaluó a 100 empresas digitales, entre ellas 14 de comercio electrónico, en función de su contribución al acceso a las tecnologías digitales, a la creación de competencias digitales, a la mejora de la confianza y al fomento de la innovación.

Las empresas de comercio electrónico obtuvieron resultados inferiores a los de las empresas de otros sectores digitales, como el hardware o los servicios de telecomunicaciones.

Por ejemplo, la empresa de comercio electrónico mejor clasificada fue eBay, que se situó en el puesto 49. En general, las empresas de comercio electrónico obtuvieron una puntuación de sólo 20 de los 100 posibles.

Según el informe de la UNCTAD, uno de los principales factores de los malos resultados será el hecho de que las empresas de comercio electrónico sean relativamente jóvenes. La mayor parte fueron fundadas en las dos últimas décadas.

«Estas empresas se han dedicado más a la satisfacción de sus accionistas que al compromiso con un grupo amplio de partes interesadas y a la elaboración de métricas sobre sus resultados medioambientales, sociales y de gobernanza», dice el informe.

No obstante, hay algunos puntos positivos. Por ejemplo, varias empresas de comercio electrónico ofrecen formación gratuita a empresarios sobre la venta en línea. En algunos casos son dirigidas específicamente a grupos vulnerables, como personas con discapacidades o minorías étnicas.

BID

El Chequeo Digital ya se implementa en nueve países de América Latina y el Caribe. Conoce nuestra experiencia con esta herramienta que permite a las mipymes de la región no sólo diagnosticar su nivel de madurez digital sino avanzar en su camino de digitalización.

A casi un año del inicio de la pandemia y las medidas de confinamiento y distanciamiento social, vemos como resultado una digitalización forzada en las empresas. Hemos presenciado un aumento drástico del uso de la tecnología para mejorar el desempeño o alcance de las empresas en áreas relacionadas con la gestión de procesos internos, la relación con clientes y proveedores y/o la generación de nuevos modelos de negocio.

Según Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, en seis meses se ha logrado la progresión digital que se esperaba alcanzar en los próximos dos a tres años. Esto se ha visto reflejado, por ejemplo, en un aumento masivo del comercio electrónico en todos los países de América Latina y el Caribe (ALC), con un 157% de crecimiento regional entre el primer y segundo semestre del 2020. Otra señal es el surgimiento acelerado de sitios web empresariales, que experimentó un crecimiento de más de ocho veces en Colombia y México, y cerca de cuatro en Brasil y Chile, entre abril del 2019 y marzo del 2020.

A pesar de estas cifras alentadoras y de un entendimiento cada vez mayor de los beneficios que traen los procesos y canales digitales, muchas empresas de la región aún siguen operando en el mundo analógico. Esto es particularmente notorio en las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), a quienes les resulta especialmente difícil y confuso dar el primer salto hacia la digitalización. En este artículo compartimos nuestra experiencia durante el último año promoviendo la implementación de una herramienta concreta para apoyar a este segmento empresarial en su transformación digital y que esto pueda traducirse en mantenerse en el mercado y mejorar su productividad.

De novato a competente digital: un ejemplo chileno

En Valparaíso, Chile, hay un almacén familiar llamado La Veguita, que viene vendiendo frutas y verduras por más de 30 años. La Veguita es un negocio conocido en el barrio, que se considera incluso un punto de referencia para los vecinos, razón por la cual siempre contaba con clientes y ventas aseguradas.

Sin embargo, en octubre de 2019 con el estallido social de Chile, y luego en marzo 2020 con la llegada de la pandemia del COVID-19, los horarios de atención se vieron restringidos y La Veguita, como tantos otros negocios de Chile y de la región, se encontró en una la situación muy complicada. Como sus ventas empezaron a disminuir, la dueña de La Veguita decidió hacer un curso de marketing digital en Sercotec, una cooperación estatal dedicada a apoyar a las mipymes de Chile y a realizar acciones para fomentar la venta online.

En su búsqueda de cursos y herramientas, descubrió el Chequeo Digital, una herramienta de autodiagnóstico desarrollada por el BID y la Fundación País Digital, quepermite a las mipymes medir el nivel inicial de digitalización de su negocio, e identificar sus fortalezas y debilidades. Mas allá de eso, con base en los resultados del chequeo, la herramienta también recomienda acciones y rutas a tomar para que las empresas puedan avanzar en su camino de digitalización.

La primera vez que la dueña de La Veguita realizó el Chequeo Digital en febrero de 2020, su nivel de madurez digital era “novato”. Seis meses después, en agosto de 2020, su nivel de digitalización avanzó a “competente”. Desde fines de 2019 a la fecha, la dueña de La Veguita ha participado de distintas capacitaciones, lo cual le ha permitido avanzar en el proceso de digitalización de su almacén, y así adaptarse a las nuevas realidades y retos introducidos por la pandemia. Hoy en día, La Veguita, con la ayuda de las redes sociales, está entregando comida a domicilio: crearon una guía de despacho y un catálogo con los productos que venden. Además, ampliaron su cartera de clientes; mientras que antes sólo atendían a clientes del barrio, ahora llegan a barrios vecinos.

Chequeo Digital: una herramienta esencial en el camino de la digitalización

El Chequeo Digital es una herramienta sencilla y gratuita que permite a las mipymes de la región realizar su autodiagnóstico digital en menos de 25 minutos y obtener resultados inmediatos de su nivel de madurez.  Saber de dónde parten es clave para poder encarar procesos de transformación digital adaptados específicamente a las necesidades de las empresas. La herramienta permite obtener recomendaciones personalizadas a implementar en el corto y mediano plazo para arrancar o acelerar la transformación digital y la mejora de habilidades digitales de las mipymes, facilitando además su articulación con la oferta de recursos disponibles localmente. Adicionalmente, las empresas pueden realizar su chequeo cada tres meses para ir monitoreando sus avances, por lo que la herramienta no solo les sirve como guía para iniciar su camino hacia la digitalización, sino que las acompaña durante su travesía.

Para el desarrollo de la herramienta, se revisaron más de 50 modelos de madurez digital desarrollados por instituciones públicas y privadas de Europa, Asia y América, junto con un análisis de más de 15 plataformas internacionales desde la perspectiva de la experiencia del usuario, rescatando las mejores prácticas en cuanto a diseño y usabilidad. Adicionalmente, se realizaron entrevistas a mipymes de diversas industrias y ubicaciones geográficas, así como a una serie de paneles con expertos, logrando recopilar visiones y recomendaciones de diversas instituciones públicas y privadas que en el día a día interactúan y apoyan el desarrollo digital de las empresas de menor tamaño.

El Chequeo Digital beneficia no solo a las mipymes sino también a las instituciones que prestan servicios de apoyo a su digitalización. En primer lugar, puede actuar como una ventanilla única que consolide y ponga a disposición los recursos de apoyo existentes en un solo lugar, pues por lo general esos recursos suelen estar atomizados y son difíciles de identificar y priorizar para las empresas. Igualmente, permite tener un mejor entendimiento de las principales brechas digitales que enfrentan las empresas al generar datos valiosos que ayuden a diseñar y enfocar mejor los programas de apoyo a la transformación digital.

En los últimos meses, el BID ha acompañado la implementación del Chequeo Digital en nueve países de América Latina y el Caribe, así como el desarrollo de programas integrales de transformación digital de mipymes en Argentina, El Salvador, Perú y Uruguay. En la nueva realidad que trajo consigo la pandemia, la digitalización ya no es una opción y el BID seguirá trabajando con los países para que ninguna mipyme se quede atrás.

______________________________________________________________________________

Aprendizajes de Chile

A más de un año de la implementación del Chequeo Digital, el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo de Chile ha podido observar un gran interés por parte de las empresas de menor tamaño en conocer su nivel de madurez digital y, por ende, por incorporar tecnologías digitales en sus negocios. Este interés aumentó a raíz de la pandemia, principalmente motivado por la necesidad de las mipymes de buscar nuevos canales de venta y nuevas formas de llegar a sus clientes, encontrando en la tecnología un gran aliado.

“Hemos visto que la pandemia ha sido un catalizador de la transformación digital, lo que ha generado un intensivo uso de la plataforma entre mayo y agosto, meses en los que enfrentamos el confinamiento más estricto. Esto es reflejo de una realidad que nos trajo la pandemia, donde las mipymes han tomado conciencia de los beneficios de la digitalización. Al conocer su nivel de madurez digital, estas empresas pueden conocer sus falencias y fortalezas, y definir qué herramientas necesitan para seguir creciendo. Esperamos que cada vez más mipymes vayan incorporándose al uso de herramientas digitales y aprovechando la utilidad que atrae para sus operaciones”, indica el subsecretario de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Julio Pertuzé.

Respecto a las características de las mipymes que se han realizado el Chequeo Digital, más del 95% corresponden a micro y pequeñas empresas. De acuerdo con los resultados de su autodiagnóstico digital, el 57% tienen niveles de conocimientos técnicos de digitalización muy incipientes, resultado que contrasta con la actitud frente a la importancia de las tecnologías digitales, donde un 77% tiene clara la importancia de la digitalización.

A partir de estos resultados y confirmando la tesis de que el interés de las mipymes por digitalizarse existe, la intención del Ministerio de Economía es que esta herramienta además de servir de evaluación y guía sea una puerta de entrada a la oferta disponible para que las mipymes se digitalicen. En un futuro próximo se busca conectar a la empresa chequeada, de acuerdo con sus resultados, con una oferta específica de capacitaciones e iniciativas para avanzar en su camino de la digitalización.

______________________________________________________________________________

Este artículo fue preparado con la contribución del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo de Chile.

Suscríbete al Boletín de Noticias

Contáctenos