DE LAMBAYEQUE A FRANCIA: DANDO EL SALTO EXPORTADOR GRACIAS A EXPORTA FÁCIL

Originally published on IDB

Si te interesa saber más sobre este tema, puedes leer el Capítulo 4 del reporte institucional del Sector de Integración y Comercio del BID Cómo salir del laberinto fronterizo y el Documento de Trabajo IDB-WP-701 “Los correos como facilitadores de comercio” (en inglés).

Pítipo es un distrito con una población mayormente rural de 20 mil habitantes en el departamento de Lambayeque, al norte de Perú. Allí en 2011, un grupo de mujeres logró insertarse en el mercado laboral al formar la asociación de artesanas Manos con Talento, que se dedica a la producción de prendas de algodón nativo y orgánico, desde la etapa de la siembra hasta la de hilado y tejido. Este tipo de fibras tiene una gran demanda potencial en el exterior, pero al tratarse de productos hechos a pequeña escala y al estar las productoras alejadas geográficamente, el acceso a los mercados externos es muy costoso. Fue recién en 2014, que estas artesanas pudieron mandar sus primeras muestras por correo a Francia, gracias al programa Exporta Fácil.  A partir de allí, no solo continuaron exportando a Francia, sino que ahora lo hacen regularmente también a Luxemburgo y a Argentina.[1]

El programa Exporta Fácil

Los trámites de exportación generan altos costos monetarios y administrativos para las empresas. El programa Exporta Fácil (EF) simplifica la documentación necesaria para exportar y permite que los servicios postales se hagan cargo de la gestión, así como de la logística de pequeños cargamentos, incluidas las muestras, especialmente de pequeños productores de bienes especializados, pero dejan la comunicación relacionada con los detalles del producto en manos de vendedores y compradores.[2] De esta manera, se facilita el acceso a los mercados internacionales de algunas pequeñas empresas como  las artesanas de Lambayeque que se veían excluidas de los mismos debido a los altos costos de exportación.[3]

En la región existen cinco programas de exporta fácil en los siguientes países: Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay.[4]

Exporta Fácil en acción: Perú

En julio del 2007, el gobierno peruano lanzó el programa Exporta Fácil (EF) para facilitar el comercio de las exportaciones enviadas a través de oficinas postales que cumplen con ciertos requisitos. Aunque todas las empresas formales pueden exportar a través de EF, el programa está explícitamente dirigido a las pequeñas y medianas empresas. Si bien no hay límites a la cantidad de Declaraciones EF (DEF) que las firmas pueden remitir, cada DEF tiene que cumplir con los siguientes requisitos: (1) el valor total no puede exceder los US$ 5000; (2) un envío puede estar compuesto por varios paquetes, pero ninguno puede exceder los 30 kg de peso, según lo establece SERPOST (Servicios Postales del Perú); y (3) el envío no puede tener más de un comprador, es decir que las firmas deben remitir tantas Declaraciones EF como compradores estén abasteciendo.

A fin de exportar a través de EF, las firmas deben acceder al sitio web de la SUNAT, completar la DEF, imprimirla y llevarla, junto con los bienes que serán enviados, a la oficina autorizada más cercana de SERPOST, que es el operador postal oficial y el único que puede proporcionar este servicio.

EF simplifica el proceso de exportar por varios motivos:

  • La DEF es más sencilla de completar que las declaraciones regulares de exportación, ya que tiene un menor número de campos (Gráfico 1).
  • La cantidad de municipios que cuenta con al menos una oficina postal adherida a EF es mayor que la cantidad de municipios que cuentan con una oficina aduanera. Esto significa que las firmas no tienen que dirigirse a las ciudades más importantes —donde se ubican las delegaciones aduaneras— para entregar sus bienes, lo cual les ahorra tiempo y dinero (Gráfico 2).
  • EF racionaliza el proceso administrativo de las exportaciones en comparación al procedimiento tradicional por aduana.
  • Las firmas que utilizan EF también se benefician de la asistencia de SERPOST para realizar los trámites aduaneros dado que este actúa en representación de aquellas frente a la aduana y como operador logístico, encargándose de todas las gestiones necesarias para que los cargamentos lleguen hasta sus destinos finales. Esto libera a las firmas de la necesidad de contratar un despachante de aduana.

Gráfico 1. Perú: Declaración Única de Aduanas (izq.) y Declaración Exporta Fácil (der.)

Fuente: Volpe Martincus (2016)

Gráfico 2. Perú: Ubicación de las oficinas de aduanas (izq.) y de las oficinas de SERPOST (der.)

Fuente: Volpe Martincus (2016)

Los usuarios de Exporta Fácil: Firmas, productos y destinos

Las firmas que utilizan EF son más pequeñas en términos de valores exportados y cantidades de empleados, están menos diversificadas en términos de productos, pero diversificadas de modo similar en términos de destinos, y tienden a localizarse más en ciudades distintas de la capital del país (Lima) que los exportadores regulares. Hay proporcionalmente más firmas EF en la región Sierra (por ejemplo, Cajamarca, Cusco y Junín) y en los departamentos costeros que no son centrales (por ejemplo, Lambayeque y La Libertad). Dicha dispersión geográfica corresponde a la de las empresas altamente especializadas y que enfrentan costos de comercio mayores o venden productos para nichos de mercado que dependen de insumos locales especializados. Este patrón espacial coincide con el correspondiente a las oficinas postales de SERPOST. En este sentido, cabe destacar asimismo que la cantidad de municipalidades que exportan se ha incrementado a la par de dichas oficinas postales (Gráfico 3).

Gráfico 3. Perú: número de municipios que exportan y número de oficinas de Exporta Fácil, 2005–2014

Exporta facil

Fuente: Volpe Martincus (2016)

Las exportaciones de las empresas que utilizan EF se componen principalmente de productos altamente diferenciados, como indumentaria y joyas, así como de juguetes, productos cerámicos y obras de arte. Los mercados de los países desarrollados, cuya demanda de bienes diferenciados es relativamente alta, explican una fracción mayor de las exportaciones a través de EF que de las exportaciones regulares. En promedio, estos mercados constituyen más del 70 % de las exportaciones de EF, pero explican menos del 40 % de las exportaciones regulares. Por lo tanto, Exporta Fácil parece ser un canal apropiado para que las pequeñas empresas exporten bienes altamente diferenciados, producidos en pequeños lotes, hacia destinos más sofisticados y exigentes.

¿Qué impacto ha tenido Exporta Fácil sobre las exportaciones de bienes especializados? Primera evidencia econométrica

Como vimos, las empresas que hacen uso de EF tienden a exportar bienes especializados producidos a escala reducida. Por la propia naturaleza de estas empresas, es de esperar que el efecto del programa tenga lugar a nivel local y por ello, es improbable que altere radicalmente las exportaciones del país a nivel agregado.

La evidencia justamente indica que EF ha estado asociado con mayores niveles de exportaciones a nivel municipal. Este aumento de las exportaciones puede atribuirse a un incremento de la cantidad de destinos alcanzados y, especialmente, del número de empresas exportadoras. Específicamente, algunas municipalidades parecen haber logrado ingresar a nuevos destinos gracias a EF. Por el contrario, no se observan efectos sistemáticos sobre la intensidad exportadora. En síntesis, EF ha ayudado a las municipalidades a aventurarse a los mercados internacionales y expandir y diversificar sus exportaciones.

¿Cuáles han sido los mecanismos que explican los impactos positivos de EF sobre los resultados exportadores de los municipios?

En primer lugar, la evidencia sugiere que el programa EF favorece la experimentación: el programa tiene un efecto positivo sobre la probabilidad de que una empresa exporte por primera vez y sobre la probabilidad de que comience a exportar un producto nuevo o hacia un destino nuevo. En segundo lugar, la evidencia indica que EF permite aprender a los exportadores: la experiencia exportadora previa a través de EF tiende a estar asociada tanto con mayores exportaciones regulares iniciales como con un índice menor de fracaso de estas exportaciones y los exportadores que se vuelven regulares después de recurrir a EF parecen estar mejor preparados para diversificar sus destinos. Por último, la evidencia revela que el conocimiento exportador adquirido gracias a EF se transfiere a otras empresas: las empresas localizadas en las mismas municipalidades que sus pares que exportaron un determinado producto a un destino dado a través de EF tienen una mayor probabilidad de exportar esa combinación producto-destino a través del canal regular.

El futuro de los programas de Exporta Fácil

EF ha tenido impactos positivos a nivel municipal y ha facilitado la experimentación y el aprendizaje de las empresas que lo utilizan. Ahora bien, ¿es posible introducir mejoras en el programa para dar lugares a mayores ganancias comerciales? Los programas deberían extenderse a las importaciones, como ya ha sucedido en Brasil y Perú con los programas Importa Fácil, y sus principios operativos y criterios de elegibilidad deberían coordinarse entre los países.  Por ejemplo, en Perú el valor del envío no puede superar los 5 mil dólares, pero en la práctica la mayor parte de los envíos no supera los 2 mil dólares que es justamente el umbral establecido por muchos países para el tratamiento administrativo simplificado de los envíos de importación. Procedimientos más simples y coordinados a ambos lados de la frontera favorecerían este tipo de operaciones.


[1] Fuentes: https://www.youtube.com/watch?v=Hm503CHwOJshttp://www.andina.com.pe/agencia/noticia-artesanas-lambayeque-exportan-prendas-algodon-nativo-a-francia-517245.aspx

[2] Si bien estos costos pueden reducirse mediante la contratación de intermediarios, las empresas pequeñas y particularmente, las que producen bienes especializados a escala reducida generalmente no eligen esta solución. Ello es así por dos motivos. En primer lugar, los intermediarios introducen su propio margen de ganancia, lo cual hace difícil a las empresas pequeñas afrontar estos costos. En segundo lugar, para concretar transacciones de bienes especializados, es probable que sean necesarios la adaptación y la comunicación directa con los compradores respecto de las especificaciones del producto y el envío de muestras para corroborar y ajustar los diseños y las características. Con lo cual, la intermediación estándar podría no ser rentable.

[3] De la misma manera, algunas empresas pueden pasar de exportar a través de los intermediarios a convertirse en exportadores directos. Dado que el programa elimina el doble margen de ganancia (el del productor sumado al del intermediario), se puede esperar que redunde en un incremento de los ingresos por exportaciones.

[4] Otros países de la región también cuentan con regímenes de exportación simplificada pero estos tienen regulaciones diferentes a EF en cuanto a los operadores postales autorizados a participar y en cuanto al tamaño y valor de los envíos. Por ejemplo, Argentina lanzo recientemente “Exporta Simple”, un esquema que opera con servicios de courier. En este artículo, nos focalizamos en regímenes que funcionan con operadores postales oficiales, dejando de lado casos como Argentina.